Peterhof

Es la residencia de verano preferida de Pedro el Grande que está situada a unos 29 km de San Petersburgo en la costa del Golfo de Finlandia. Peterhof presenta un grandioso complejo de los palacios, fuentes y jardines de los siglos XVIII –XIX. Muchos consideran Peterhof como “la respuesta rusa a Versalles”. A diferencia de Versalles, donde se habían construido costosos dispositivos para elevar el agua, Pedro el Grande decidió hacer correr el agua por gravedad, con auxilio de un canal, desde las alturas de Ropsha.

 

El Palacio Grande es el centro del conjunto arquitectónico de Peterhof. Palacio fundado en la época de Pedro el Grande y reconstruido por la hija de Pedro Isabel conserva los interiores del tiempo del fundador de la residencia, las habitaciones de gala en barroco y elegantes salas del estilo clásico. Los zares utilizaron este palacio como un lugar de las celebraciones importantes, bailes y cenas de gala.

 

Monplaisir es el palacio preferido de Pedro el Grande que fue construido por sus propios bocetos. Monplaisir es la palabra francesa que se traduce como “mi placer”. En este pequeño palacio Pedro el Grande siempre se alojaba durante las visitas a Peterhof. Hasta hoy día se puede ver allí los objetos que pertenecían a Pedro, pinturas de los maestros holandeses y flamencos coleccionados por Pedro el Grande, los paneles de barniz, los azulejos, las porcelanas chinas.

 

La mejor época para visitar Peterhof es desde mayo hasta septiembre cuando funcionan más de 150 fuentes del Parque Inferior –“el Versalles Ruso”.

Otros lugares de interés en San Petersburgo

Palacio de Catalina en Pushkin
Palacio de Catalina
en Pushkin
San Petersburgo
Paseo en el barco
Paquetes fijos en San Petersburgo y sus afueras